ABDOMINOPLASTIA DESPUÉS DEL EMBARAZOCIRUPLASTICA
ABDOMINOPLASTIA DESPUÉS DEL EMBARAZO - CIRUPLASTICA
ABDOMINOPLASTIA DESPUÉS DEL EMBARAZO

Autor - Ciruplastica

ABDOMINOPLASTIA DESPUÉS DEL EMBARAZO

El embarazo pasó y estás tratando de recuperar tu salud y aspecto. Ya ha pasado un tiempo y sientes que nada funciona para que el espejo vuelva a reflejar la figura que tenías, es posible que puedas considerar una abdominoplastia después del embarazo.

En esos 9 meses tu cuerpo se transformó a niveles que no imaginas. Es probable que le falte tiempo y debas ser paciente, o tal vez sí requieras un poco de ayuda para que todo vuelva a su sitio.

Lee hasta el final este artículo y sabrás en qué situación estás y qué puedes hacer para volver a ver en ti un vientre plano, saludable y bello.

Abdominoplastia después del embarazo

¿Qué pasa con el tejido abdominal durante el embarazo?

Durante el embarazo la piel y los músculos de tu abdomen sufrieron cambios demasiado significativos que provocaron esa flacidez abdominal después del parto.

Estos cambios fueron favorecidos por la acción de las hormonas que prepararon a tu cuerpo para el crecimiento del útero y desarrollo del bebé.

A nivel muscular, tanto los músculos como el tejido conectivo se expandieron y perdieron tensión.

Luego de dar a luz los músculos pueden volver a su posición original pero con frecuencia no lo hacen: se quedan estirados, debilitados y separados por un hueco que al superar los 2,5 cm puede ser perjudicial para la salud. Este fenómeno se denomina diástasis de los rectos abdominales y va más allá de lo estético.

En cuanto a la piel, llega a multiplicar por 10 su tamaño habitual y que vuelva a su lugar toma tiempo. La velocidad de recuperación depende de factores tan diversos como tu complexión física, hábitos, genética y el nivel de estiramiento que haya experimentado tu vientre.

¿Cuánto tardará mi abdomen en recuperar su firmeza luego del embarazo?

Todo lo que mencionamos hasta aquí es normal. El cuerpo cambia y, como lo vienes notando, en los meses posteriores el abdomen vuelve a su lugar porque los órganos internos se recuperan, los músculos se tonifican y el útero se contrae.

El tiempo que este proceso de recuperación demore depende de tu situación particular aunque en promedio es de 5 a 6 meses.

Aun así, cuando los embarazos son muy voluminosos o los hábitos previos de la mujer son poco amigables con la piel y los músculos, este plazo se extiende y hasta se hace muy dificultoso recuperar la figura después del embarazo.

Es entonces cuando la abdominoplastia se convierte en una intervención eficaz para modelar la silueta. ¿Pasó mucho tiempo y crees que necesitas ayuda de una intervención de este tipo? Vamos a ello.

¿Qué es la abdominoplastía?

La abdominoplastia (también conocida como lipectomía) es un procedimiento quirúrgico complejo recomendado (entre otros casos) para mujeres que  no han podido recuperar de forma natural su tono abdominal luego de pasados varios meses de dar a luz.

Esta práctica se realiza con el objetivo de devolver la firmeza del abdomen y eliminar la flacidez. Es un procedimiento estético que mejora notablemente el aspecto de la zona abdominal.

Se trata de una cirugía integral que involucra la reparación tanto de la piel como de los músculos.

En términos sencillos, la intervención consiste en separar la piel con todo el tejido adiposo de los músculos, unir las fajas abdominales, reposicionar el ombligo, extirpar el exceso de piel, unir los tejidos con sutura y realizar un drenaje por algunos días para acelerar el proceso de integración piel-músculo.

La intervención dura entre 2 a 4 horas y se combina con liposucción, es decir, quita de grasa.

La abdominoplastía no eliminará tus estrías pero, por implicar la extirpación de porciones de piel, diferentes zonas estriadas se irán con ese tejido retirado. Lo mismo ocurre con cicatrices previas incluso las provocadas por cesáreas.

¿Puedo realizarme una abdominoplastia inmediatamente después del parto?

La respuesta es no.

Lo más importante es tu salud y por eso es necesario que seas paciente y esperes el tiempo de recuperación natural del cuerpo.

De todas formas, la espera no se recomienda solo por los riesgos que trae aparejado para la salud sino porque será incómodo para ti en el periodo de lactancia de tu niño y, lo más probable es que no sea eficiente.

Se recomienda esperar un mínimo de 6 meses luego de dar a luz y no estar lactando porque en los primeros meses posteriores:

¿Qué debo tener en cuenta antes de realizar una abdominoplastía después del embarazo?

Primero verifica con tu médico que sea necesario. Los cuidados posteriores a la operación llevan varios meses y tal vez tu situación pueda resolverse con tratamientos estéticos menos invasivos.

Si ya tomaste la decisión de operarte, es necesario que informes a tu médico de absolutamente cualquier tipo de medicamento utilizado antes de la operación, incluidos los homeopáticos. Los medicamentos afectan la producción de plaquetas, indispensables para la coagulación y por ello el cuerpo debe estar libre de cualquier tipo de medicación al menos 15 días antes de la operación.

Debes saber que no se puede realizar esta intervención a mujeres con un Índice de Masa Corporal de 30 o más. No es una operación para bajar de peso de modo que previo a realizarla, si es tu caso, debes alcanzar niveles de peso que no pongan en riesgo tu salud.

No es recomendable que optes por esta cirugía si piensas volver a embarazarte en los próximos años. Si bien, luego de recuperada de la operación, no hay riesgo para posteriores embarazos, volver a estresar a tu cuerpo con otra gestación echaría a perder todo el esfuerzo realizado.

Por lo mismo, tampoco lo hagas si planificas una baja de peso significativa. La abdominoplastia se realiza cuando el peso es adecuado y lo que queda por hacer es únicamente quitar el excedente de piel.

¿Qué hacer luego de una Abdominoplastia después del embarazo?

En aproximadamente dos meses podrás hacer tu vida normal aunque el resultado final requerirá varios meses y hasta un año.

Apenas operada deberás seguir estrictamente el tratamiento antiinflamatorio y antibiótico prescrito por tu médico.

Tendrás que llevar una alimentación blanda por al menos 8 días evitando todo alimento inflamatorio y evitar en absoluto el alcohol por al menos 4 semanas.

No podrás hacer ejercicio de intensidad hasta 3 meses posteriores a la intervención.

Tendrás que usar una faja 24 horas diarias durante el primer mes y, al menos 12 horas el segundo mes. Será indispensable durante el mismo periodo, resguardarte de movimientos bruscos hasta que los tejidos estén recuperados.

La operación es brillante y te hará notar cambios rápidamente pero para sostener esos resultados deberás llevar una dieta y ejercitación adecuada y dirigida.

No supongas nada. Cada cosa que hagas en el periodo de recuperación debe ser guiada por asesoramiento médico.

¿Puedo realizarme una abdominoplastia luego de una cesárea?

La respuesta es sí. Te puedes realizar una abdominoplastia si tuviste cesárea pero deberás esperar el mismo tiempo que una mujer que haya dado a luz de manera natural.

Se suele realizar la incisión en el mismo lugar que la cesárea de modo que no tendrás otra cicatriz e incluso, si la marca de la cesárea es vertical se extrae con el exceso de piel extirpado durante la abdominoplastia.

En conclusión, si aún no han pasado 6 meses, ten un poco de paciencia y acude a tratamientos menos invasivos. En cambio, si el tiempo pasó y ya hiciste de todo sin ver cambios, visita a un especialista y considera la abdominoplastía después del embarazo.



Queremos conocer tu caso

NUESTROS VALORES

dedicacion
DEDICACIÓN
responsabilidad
RESPONSABILIDAD
carisma
CARISMA
humanismo
HUMANISMO
ENTREGA
ENTREGA
Integridad
INTEGRIDAD
COMPROMISO
COMPROMISO