¿Se pueden corregir hernias con la lipectomía?

  • Inicio
  • ¿Se pueden corregir hernias con la lipectomía?
¿Se pueden corregir hernias con la lipectomía?
Escrito por mí

¿Se pueden corregir hernias con la lipectomía?

3 de febrero de 2021

Los pacientes de lipectomía comparten esta característica con aquellos que sufren hernias umbilicales: debilidad en la pared abdominal por estiramiento y presión de los músculos. Por esta razón la pregunta ¿Se pueden corregir hernias con la lipectomía? es habitual en los consultorios de Ciruplástica

¿Se pueden corregir hernias con la lipectomía?

¿Qué son las hernias?

Las hernias son protuberancias, comúnmente alojadas en la zona abdominal o inguinal, que pueden contener líquido, grasa o incluso intestino.

Entre todos los casos posibles, son frecuentes las hernias umbilicales, llamadas así por localizarse cerca del ombligo.

Muchas personas las padecen pero si duelen, crecen o molestan es necesario operarlas, incluso con urgencia.

¿Te preguntas cómo se producen las hernias umbilicales?

Los músculos abdominales funcionan como estructura de contención de los órganos internos. Cuando esta pared se rompe por algún motivo, deja salir lo que hay dentro del cuerpo formándose el saco herniario.

Las personas que perdieron mucho peso o las mujeres embarazadas están muy expuestos a que su tejido abdominal se debilite e incluso se rompa. Ambos tipos de pacientes son propensos a necesitar lipectomía y/o también cirugía para corregir hernias umbilicales.

¿Qué es una lipectomía?

Una lipectomía, también conocida como abdominoplastia, es una intervención quirúrgica con fines estéticos que implica retirar excesos de piel y grasa del abdomen que han quedado flácidos luego de una baja importante del peso o el embarazo.

En muchas ocasiones la lipectomía no solo cumple su rol estético sino que también colabora en el aspecto funcional pues, además de quitar la piel y tejido adiposo, el cirujano une los rectos abdominales que se debilitan por el peso (de la grasa o del embarazo).

¿Por qué se producen las hernias umbilicales?

La apertura de los músculos abdominales que deriva en hernias umbilicales pueden producirse por factores muy diversos:

  • Es habitual que tengan hernias umbilicales personas que desde su nacimiento conservaron sensible la zona porque sus músculos y tejidos alrededor del cordón umbilical no se cerraron adecuadamente.
  • El embarazo es un factor relevante para el desarrollo de hernias umbilicales. Durante este periodo los músculos se dilatan hasta 5 veces y no es extraño que se produzca diástasis, es decir, separación de los rectos abdominales y hernias. La diástasis de los rectos abdominales se corrige en una lipectomía, en la misma intervención en que se quita exceso de piel y tejido adiposo.
  • La baja de peso significativa en personas que tuvieron obesidad suele revelar hernias umbilicales. El debilitamiento e incluso ruptura del tejido muscular abdominal es frecuente en estos pacientes que por mucho soportan gran peso corporal.  Ellos también suelen sufrir diástasis y requerir lipectomía.
  • Las hernias umbilicales también pueden aparecer por eventraciones, es decir, la ruptura del tejido muscular en zonas donde se hicieron incisiones quirúrgicas que no se recuperaron óptimamente.
  • Las hernias umbilicales pueden generarse además por esfuerzos: pujar fuertemente para defecar en pacientes con estreñimiento crónico, tos crónica o estornudos, líquido en el abdomen (ascitis) o lesiones por actividades deportivas, laborales o esfuerzos puntuales.

¿En qué casos es necesario operar una hernia umbilical?

La ruptura del músculo puede liberar líquido o grasa y en muchas ocasiones el paciente no se da cuenta que las tiene. De cualquier forma no suelen volver a su sitio por sí solas.

La necesidad y urgencia de la intervención quirúrgica depende del estado de la hernia:

Hernias umbilicales reductibles: se presentan y se reducen con maniobras de compresión o reposo. El contenido de la hernia vuelve a su lugar libremente, en ocasiones causando dolor, pero no implica un riesgo inminente.

Hernias umbilicales irreductibles o incarceradas: parte del intestino queda atrapado en el saco herniario. En estos casos se realiza la operación para evitar que el cuadro avance y ponga en riesgo a la persona.

Hernias umbilicales estranguladas: Sucede cuando el tejido atrapado de una hernia incarcerada pierde irrigación sanguínea ocurriendo riesgo de necrosis. En estos casos la operación es necesaria y urgente. Durante la intervención debe retirarse el tejido necrosado.

También son indicadores de que es necesario operar el incremento de tamaño de la hernia, molestias y dolor.

¿Se pueden corregir hernias con la lipectomía?

Ya sabes de qué hablamos cuando hablamos de hernias y, a qué nos referimos cuando hablamos de lipectomía. Entonces ¿Es posible corregir hernias con lipectomía?

La respuesta es sí.

Cuando un paciente se somete a lipectomía se corrigen los problemas musculares entre los que se incluyen la diástasis de los rectos abdominales y las hernias umbilicales.

Aunque no sucede en todos los casos, es posible y sobre todo conveniente que si tienes ambos problemas te realices ambas intervenciones juntas. ¿Por qué? Allá vamos.

  • Tendrás que pasar una sola vez por el quirófano y resolverás dos problemas: uno estético (quitar los colgajos de piel y grasa) y uno  funcional (quitar el riesgo de que la hernia se agrave).
  • Una sola anestesia general.
  • El periodo de recuperación por una hernia umbilical es aproximadamente de 40 días, mientras que el de una lipectomía, unos 60. Al combinarlas tienes menos tiempo de recuperación que si las haces por separado.
  • Una sola cicatriz.
  • Una sola incapacidad. Ambas son intervenciones que requieren cuidados especiales post operatorios por la sensibilidad de la zona y el nivel de esfuerzo que en condiciones normales soporta.

En síntesis, quienes llegan al quirófano para lipectomía o para corregir una hernia umbilical padecen un debilitamiento en la pared abdominal que se puede corregir en una sola intervención.

La lipectomía tiene una función estética pero involucra las correcciones de problemas musculares de modo que es sumamente recomendable corregir una hernia umbilical en el mismo momento que se realiza lipectomía.

Con la combinación, el paciente se ahorra riesgos, tiempo de incapacidad, de recuperación, cicatrices y hasta dinero.

¿Estás pensando hacerte una lipectomía y recuperar la fortaleza de tu abdomen? Haz clic aquí para recibir asesoramiento de nosotros.

PRUEBA

Dr. Andres Barrera van Hissenhoven

NUESTROS VALORES

dedicacion

DEDICACIÓN

responsabilidad

RESPONSABILIDAD

carisma

CARISMA

humanismo

HUMANISMO

ENTREGA

ENTREGA

Integridad

INTEGRIDAD

COMPROMISO

COMPROMISO

COMPROMISO

HONESTIDAD